SRH COLABORA CON HONDURAS

9 May, 2021

EL COLEGIO SAN RAFAEL COLABORA EN LA COMPRA DE: UN “BUSITO” PARA HONDURAS

 San JUAN DE OPOA es un pequeño municipio de la región de Copán, en Honduras.

Tiene una población, eminentemente campesina, de unos 10.00 habitantes, repartidos entre sus 16 aldeas y 55 caseríos. Una zona empobrecida y carente de los servicios más básicos. La inestabilidad política de Honduras, la inmensa y general pobreza, la atención sanitaria o los servicios básicos que no llegan a la población más desfavorecida… limitan mucho el acceso a la educación y casi imposible el acceso a la educación especial.

El centro “Ángeles de Esperanza” de San Juan de Opoa, gestionado por misioneras españolas, Hnas. Franciscanas de la Inmaculada, atiende a 52 alumnos con necesidades educativas especiales (con discapacidades físicas, psíquicas y/o sensoriales) con residencia en San Juan o en aldeas cercanas. Un centro muy valorado, pero en el que aún quedan muchos huecos profesionales y logísticos por completar.

ALAS, por petición expresa de las misioneras, ha financiado este curso escolar, los costes de un logopeda profesional, y que mejorará notablemente la calidad de la atención terapéutica actual.

Pero, en estos momentos el transporte es una de las dificultades mayores de los niños que necesitan acceder a este centro.

Desde 2014 y gracias al transporte escolar establecido -un vehículo donado por AECID- (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo), ha aumentado considerablemente el número de alumnos.

Este autobús, que hace dos viajes diarios desde las zonas más alejadas, y que ha solucionado hasta ahora el tema del transporte escolar, se ha quedado insuficiente por el aumento de matrícula de alumnos y porque ya no garantiza la seguridad de los mismos.

Desde Fundación, nos pidieron, a todos los centros, que hiciéramos alguna actividad para colaborar con la causa. Desde el Colegio San Rafael, nuestros alumnos han elaborado unos llaveros para poner a la venta y así apoyar y contribuir a que estos niños puedan recibir la atención que necesitan en el centro especializado con un “busito” adaptado a sus necesidades.

Sin ese medio de transporte, que necesitan urgentemente, se verán recluidos en sus casas sin posibilidad alguna de mejora en sus ya mermadas vidas.

Nuestro centro, gracias a la venta de llaveros ha conseguido donar 500€.

MUCHAS GRACIAS, tanto a familias como alumnos por vuestra colaboración en nombre de estos niños “especiales”.